Que es la celulitis infecciosa

Celulitis Infecciosa es una inflamación de la piel relacionada con fiebre, inflamación, enrojecimiento (eritema), dolor localizado y calor en la parte afectada.

El termino “celulitis Infecciosa” se usa para definir una infección aguda de la piel y sus tejidos subcutáneos, sin  abscesos, drenaje purulento, ulceración o implicación de los músculos o la fascia (membrana que cubre y separa los músculos).

Sin embargo, en ocasiones la celulitis infecciosa puede superponerse a otras condiciones, de modo que puede convivir con eritema infeccioso (enrojecimiento de la piel causado por el parvovirus B19 que ocurre normalmente en niños), áreas de ulceración y formación de abscesos.

Si no se atiende adecuadamente con un tratamiento riguroso que incluya medicamentos antibióticos y otros procedimientos médicos importantes, la celulitis infecciosa podría convertirse en una condición grave y potencialmente mortal.

Imágenes

En las siguientes fotografías se pueden observar las diferentes manifestaciones de la celulitis infecciosa:

Leve

Celulitis infecciosa leve con poco enrojecimiento, calor y dolor, es la apariencia típica del comienzo de la infección

Con hinchazón severa

En esta situación de celulitis infecciosa en la mano acompañado con hinchazón severa posiblemente sea un indicador de infección profunda, el medico podrá descartarla mediante estudios de imagen o consulta quirúrgica.

Con eritema
Celulitis infecciosa grave en pierna de mujer de 75 años

Celulitis infecciosa grave con eritema evidente, dolor y caliente al tacto en la pierna de una mujer de 75 años, en la que se pude apreciar la zona ulcerada en el centro de la imagen.

Sintomas

Como inicia la celulitis infecciosa

La Celulitis infecciosa comienza afectando una pequeña área de piel que, pudo ser expuesta por cortes, quemaduras, picaduras de insectos, mordeduras de animales, o heridas quirúrgicas.

Comienza a extenderse bajo la piel o por encima de ella a veces en cuestión de horas, lo que da lugar a un enrojecimiento acompañado de inflamación y descamación de la piel (eritrodermia).

Este síntoma generalmente se acompaña por la acumulación de líquido en los tejidos, que se puede evidenciar cuando se presiona el área afectada  con el dedo, y la hendidura dura más de lo normal (hidropesía).

También puede presentarse febrilidad,  escalofrío, sudor, y ganglios inflamados cerca de la zona afectada.

Cuando consultar al medico

La celulitis infecciosa puede afectar cualquier parte del cuerpo, pero aparece con mas frecuencia en piernas y cara, siendo los tipos de infección más  peligrosas. Esto deriva en la importancia de consultar inmediatamente al médico e iniciar el tratamiento, en caso de obervar uno o varios de estos sintomas.

Causas

En algunas ocasiones una simple abrasión en la piel puede causar celulitis infecciosa.

En otras no se necesita tener un área abierta ya que puede desarrollarse en sitios donde probablemente hayan existido otro tipo de infecciones como eczemas (sarpullidos), hongos o pie de atleta.

También se han registrado causas como picaduras de insectos, mordedura de animales y tatuajes.

Aunque con poca frecuencia, en ocasiones, el medico no puede identificar evidencia de un punto de entrada de la bacteria causante de la infección.

En estos casos, la celulitis infecciosa puede ser causada por cambios microscópicos de la piel o por las características y cualidades invasivas de ciertas bacterias.

Que bacterias causan la celulitis infecciosa

La gran mayoría de casos de celulitis infecciosa son causados por el Streptococcus pyogenes y en menor grado por el Staphylococcus aureus.

En raras ocasiones la celulitis infecciosa es causada por la siembra metastasica desde un foco distante de infección, que se contrajo por aire o agua contaminada de bacterias, especialmente en individuos inmunocomprometidos como el caso de los enfermos de Sida.

De la misma forma dentro de estas causas raras se encuentra la diseminación hematógena que se lleva a cabo a través de los vasos sanguíneos.

Esto ocurre normalmente como consecuencia subyacente de presciencia de forúnculos o MRSA.

Diagnostico

La celulitis suele ser un diagnóstico clínico, que en muchas personas es identificado con facilidad a través de su historia médica y un examen físico.

Examen físico

En dicho examen, se presentan áreas con hinchazón cutánea, enrojecimiento y calor que se propagan rápidamente.

Ocasionalmente, estos síntomas están asociados con inflamación de los ganglios linfáticos regionales.

Aunque clásicamente se distingue como una entidad separada de la erisipela, muchos médicos pueden clasificar la erisipela como celulitis, cuando esta se disemina más profundamente, involucrando tejidos subcutáneos.

Ambas condiciones suelen tratarse de manera similar.

Sin embargo, la celulitis infecciosa asociada con furúnculos, carbuncos o abscesos, generalmente es causada por S. aureus, lo que puede afectar las decisiones de tratamiento, especialmente en lo relacionado a la selección de antibióticos.

Aspiración cutánea

La aspiración cutánea de celulitis no purulenta, generalmente causada por microorganismos estreptocócicos, rara vez es útil para el diagnóstico, y en todos los casos, los hemocultivos son positivos en menos del 5%.

Ultrasonografía

Es importante evaluar la presencia de un absceso coexistente, ya que este hallazgo generalmente requiere drenaje quirúrgico, en lugar de solo un tratamiento con antibióticos.

La evaluación clínica para determinar la presencia de abscesos puede ser limitada, especialmente en los casos de una extensa y suprayacente induración de la piel.

Sin embargo, el uso de ultrasonografía de cabecera realizada por un médico experimentado, permite discriminar fácilmente entre abscesos y celulitis. Esto puede cambiar el tratamiento hasta en el 56% de los casos.

El uso de ultrasonido para la identificación de abscesos, también es indicado en los casos en los que el tratamiento antibiótico falla.

En el ultrasonido, la celulitis infecciosa tiene un característico aspecto “adoquinado”, hipoecogénico y heterogéneo sin una colección de líquido definida, características que indicarían la presencia de absceso.

Diagnóstico diferencial

El diagnóstico diferencial es un procedimiento de diagnóstico, en el que el médico evalúa otras enfermedades o estados de salud que causen cuadros clínicos similares a los que está sufriendo el paciente.

Esto se lleva a cabo con el fin de descartar o afirmar el diagnostico mediante la exclusión de sus probables causas.

En este contexto, otras afecciones que pueden parecerse a la celulitis infecciosa incluyen:

Trombosis venosa profunda

Esta enfermedad se puede diagnosticar con ultrasonido.

Dermatitis de estasis

Es la inflamación de la piel causada por una deficiente circulación sanguínea, que también se puede diagnosticar con ultrasonido.

Enfermedad de Lyme

La enfermedad de Lyme puede diagnosticarse erróneamente como celulitis inducida por estafilococos o estreptococos.

Esto se debe a que el rash característico de la diana, no siempre aparece en personas infectadas con la enfermedad de Lyme; y el conjunto similar de los síntomas puede diagnosticarse erróneamente como celulitis.

Los tratamientos estándar para la celulitis infecciosa no son suficientes para curar la enfermedad de Lyme.

La única manera de descartar la enfermedad de Lyme es con un análisis de sangre, que se recomienda realizar durante los meses cálidos, en áreas donde la enfermedad es endémica.

Otras infecciones graves

Los signos de una infección más grave, como fascitis necrotizante o gangrena gaseosa, las cuales requerirían de intervención quirúrgica inmediata, incluyen ampollas púrpuras, descamación de la piel, edema subcutáneo y toxicidad sistémica.

El diagnóstico erróneo, puede ocurrir hasta en el 30% de las personas con sospecha de celulitis infecciosa, en las extremidades inferiores.

Esto conlleva a un gran número de hospitalizaciones innecesarias y elevados costos de salud según un estudio realizado en estados unido cuyos resultados se pueden extrapolar a cualquier país de habla hispana. [1]

Cuando ocurre con acné conglobata, hidradenitis supurativa y quistes pilonidales, el síndrome se conoce como tríada o tétrada de oclusión folicular.

Factores de riesgo

Las personas con mayor riesgo de contraer celulitis infecciosa incluyen aquellas que sufren o se encuentran en un estado de salud comprometido por vejez o un sistema inmunológico deprimido.

Entre las condiciones que incrementan el riesgo de celulitis infecciosa se incluyen:

Diabetes

Los diabéticos, son especialmente vulnerables a este tipo de infección debido a la combinación de varios factores:

Niveles de azúcar en sangre

Si la glucosa no se controla adecuadamente, esto permite que las bacterias se multipliquen más rápido de lo que ocurriría en una persona sana, permitiendo que la infección se propague rápidamente en el tejido afectado.

Neuropatía

La degeneración neuronal producida por la diabetes, impide que la persona diabética, perciba a tiempo las lesiones en la piel, que son la puerta de entrada a la infección. Estas lesiones pueden convertirse en ulceraciones, que aumentan el riesgo de contraer la enfermedad.

Varicela y herpes zoster

Estas enfermedades causan ampollas que, al abrirse, proporcionan una puerta de entrada a la infección.

Tratamientos medicamentosos

Medicamentos usados para tratar otras condiciones, pero que deprimen el sistema inmunitario del paciente.

Estilo de vida

La celulitis infecciosa es común en personas que viven en grupos densamente poblados y que comparten viviendas y espacios de higiene, como bases militares, residencias estudiantiles, hogares de ancianos y refugios de caridad.

Etiología

El control local de la función inmunológica junto con la acción protectora de las proteínas antimicrobianas (péptidos antimicrobianos) y la barrera cutánea en sí, tienen efectos significativos en la defensa del huésped contra la celulitis infecciosa

Factores del huésped que predisponen significativamente a la infección

Entre las personas con factores que predisponen la celulitis se encuentran los ancianos, personas con diabetes mellitus.

Además, los pacientes con trastornos inmunológicos, circulación lenta de sangre por las venas especialmente en las piernas (estasis venosa,) enfermedad hepática crónica, enfermedad arterial periférica y enfermedad renal crónica, parecen estar en mayor riesgo de presentar celulitis infecciosa recurrente debido a su respuesta inmune alterada.

Las intervenciones quirúrgicas como el puente safeno (intervención en la que se retira un tramo de la vena safena en la pierna para curar una afección cardiaca), extirpación de tumores, y mastectomía, son también factores predisponentes para la celulitis infecciosa.

Otros factores que afectan la inmunidad del huésped y predisponen a la celulitis infecciosa son la administración concurrente de medicamentos por vía intravenosa o subcutánea.

El consumo de drogas, que en esta situación puede ser polimicrobiana pero relacionada con MRSA, que suele ser el patógeno más común en estos pacientes.

La siguientes imágenes muestran la celulitis infecciosa relacionada al MRSA:

Celulitis infecciosa en tobillo causada por Staphylococcus aureus resistente a la meticilina MRSA

Absceso en pierna asociado a celulitis infecciosa por forunculo causado por MRSA

Celulitis infecciosa en mano causada por Staphylococcus aureus resistente a la meticilina MRSA Forunculo

Otro factores

Factores inmunogeneticos que juegan un papel importante en algunas familias que tienen  susceptibilidad a infecciones.

En personas con defensas normales, los microorganismos que mas frecuentemente causan celulitis infecciosa, se encuentran los estreptococos del grupo A y aureus.

Los estreptococos del grupo B, suelen presentarse mayormente en bebes menores de 6 meses debido a que sus respuestas inmunológicas no están completamente desarrolladas.

Factores relacionados a la recurrencia de la celulitis infecciosa

Las personas que presentan algunas de las siguientes condiciones , son particularmente vulnerables a episodios recurrentes de celulitis infecciosa:

  • Laceraciones en los pliegues de la piel causadas por humedad (intertrigo)
  • Infecciones causadas por hongos dermatofitos que se alimentan de la queratina de la piel (Tinea pedís y Onicomicosis)
  • Obstrucción de los canales linfáticos que se encargan de drenar líquidos desde los tejidos a través del cuerpo (linfedema)
  • Insuficiencia venosa
  • Ulceras por presión (escaras)
  • Obesidad

Tratamiento

Nota

Esta información tiene propósitos meramente informativos. No debe interpretarse en ningún caso como consulta médica, sugerencia o recomendación.

Hasta ahora no se tiene claridad acerca de la mejor opción de tratamiento para esta enfermedad.

Por lo general, en el tratamiento de la celulitis infecciosa, el medico prescribe antibióticos, que se seleccionan según el organismo sospechoso de causar la infección, y la presencia de purulencia.

En la celulitis sin absceso, actualmente se recomienda el uso de penicilina semisintética resistente a la penicilinasa o una cefalosporina de primera generación.

Cuando existe absceso, lo más probable es que se lleve a cabo un drenaje quirúrgico, en combinación con la administración de antibióticos, que a menudo se prescriben para la celulitis coexistente, especialmente si es extensa.

En muchos casos, el antibiótico elegido dependerá de su disponibilidad local.

El medico también puede prescribir medicamentos para aliviar el dolor, no sin antes investigar el dolor excesivo que puede ser indicador de otras infecciones en tejidos blandos o fascitis necrotizante.

Los esteroides pueden acelerar la recuperación en pacientes tratados con antibióticos.

La elevación del área afectada, especialmente cuando la celulitis ocurre en las piernas, es una práctica ampliamente recomendada por los médicos.

Tratamiento natural

NO EXISTEN remedios caseros o naturales, infusiones de hierbas, cataplasmas, métodos holisticos o cosas semejantes para el tratamiento de la celulitis infecciosa.

Esta es una infección que puede volverse grave y cuyas complicaciones la convierten en una condición potencialmente mortal.

Los cuidados caseros consisten en cumplir al pie de la letra con el tratamiento, seguir las recomendaciones de su médico y tener cuidado y buenas prácticas de higiene en casa.

También es recomendable, consumir alimentos saludables y evitar el alcohol y tabaco.

Epidemiología

Se define como epidemiología de la celulitis infecciosa, al área que investiga la forma como se propaga la enfermedad en función de tiempo, lugar y número de personas.

Así pues, debido a que la celulitis infecciosa no es una enfermedad de notificación obligatoria, es incierta la proporción de individuos de un grupo población o país que la sufren (prevalencia).

Sin embargo, se podría decir que es una infección relativamente común que afecta a todos los grupos raciales y étnicos.

Tampoco se identifica una diferencia estadística significativa entre hombres y mujeres.

Estudios realizados en países desarrollados determinan que existe mayor incidencia de celulitis infecciosa en personas mayores de 45 años y paciente geriátricos.

Ahora, en casos extraordinarios de celulitis infecciosa se pueden apreciar mayores riegos en determinados grupos de edad así:

La Celulitis infecciosa bucal causada por H. influenza tipo B, es más común en los niños menores de 3 años, la vacunación contra este organismo puede haber disminuido la incidencia de celulitis bucal, pero los datos recientes sugieren que este tipo de celulitis sigue siendo relevante en este grupo de edad]

La celulitis facial es más común en adultos mayores de 50 años, sin embargo, la celulitis facial neumocócica se presenta principalmente en niños pequeños

La celulitis perianal, generalmente con estreptococos del grupo A se presenta en niños menores de 3 años

Los pacientes ancianos con celulitis infecciosa tienen predisposición a tromboflebitis (inflamación de las venas superficiales causadas por coágulos)

La celulitis infecciosa en números

En un estudio realizado a una base de datos de los seguros médicos en Utah, se encontró una incidencia de celulitis infecciosa de 24,6 casos por cada 100 personas.

De la misma forma, se observó que esta incidencia es mayor en hombres entre los 45 y 64 años.

También se encontró que dentro de las condiciones generales relativas a la piel, tejidos blandos, huesos y articulaciones, el 37.3% de las condiciones médicas fueron identificadas como celulitis infecciosa.

Las tasas globales de visitas a centros hospitalarios ha aumentado en los casos de infecciones cutáneas y de tejidos blandos de 32.1 a 48.1 visitas por cada 1000 habitantes y llego a 14.2 millones en el 2010.

Las visitas medicas por celulitis infecciosa y absceso asociado aumentaron de 17.3 a 32.5 visitas por cada 1000 habitantes, lo que representa un incremento del 95% de acuerdo con la encuesta nacional de atención ambulatoria de los estados unidos.

Prevención

Prevención casera

La celulitis infecciosa puede atacar sin previo aviso, pero existen formas de garantizar que esta infección potencialmente peligrosa no le afecte a usted ni a sus seres queridos.

La higiene adecuada es la base fundamental en la prevención de la celulitis, así que es importante tener en cuenta los siguientes consejos:

Lavado de heridas

Asegurarse que cualquier corte, herida, picadura de insecto o mordedura de animal, permanezca limpio en todo momento para reducir el riesgo de infección bacteriana.

Lo ideal es lavar la herida con agua limpia y jabón suave y que no contenga triclosan, triclocarban ni fragancias.

El Triclosan es particularmente problemático, ya que se ha relacionado con algunas condiciones de salud importantes como la disrupción hormonal endocrina, mayor riesgo de cáncer y el desarrollo de resistencia antibiótica.

Enjuague la herida con agua (fría o tibia) durante 5 a 10 minutos asegurando que la suciedad se elimine del área lesionada.

Cuando enjabone la herida, use una toalla limpia o un trozo de gasa y frote suavemente. Un frotamiento demasiado vigoroso puede alterar el área y prolongar el tiempo de cicatrización.

Asegúrese de lavar sus manos antes de tocar la herida. Esto reduce la posibilidad de transferir bacterias de su mano a su herida.

Si la herida sangra mientras la está limpiando, presiónela para detener el sangrado. Si es posible, eleve el área afectada por encima de su corazón para reducir el sangrado.

Finalmente, cubra la herida con gasa o vendaje para mantenerla húmeda y limpia.

Desinfección de heridas

La plata coloidal es una buena alternativa al peróxido de hidrógeno. Sus propiedades antimicrobianas han sido demostradas y son especialmente eficaces contra bacterias resistentes a los antibióticos.

Los estudios han encontrado que la plata desestabiliza la estructura de la membrana celular bacteriana, haciéndola más porosa y permitiendo que el mineral penetre y mate la bacteria desde su interior.

Un estudio realizado en el 2010 también encontró que la plata coloidal, puede matar eficazmente cepas bacterianas como el estafilococo resistente a los antibióticos, Salmonella, E. coli y Pseudomonas aeruginosa.

Otros remedios naturales que pueden acelerar la curación de heridas y reducir el riesgo de celulitis infecciosa incluyen la miel de Manuka y el aceite de coco.

Dieta

La dieta juega un papel importante en la prevención de la celulitis, porque los alimentos afectan el estado del sistema inmunológico.

Tenga en cuenta los siguientes consejos relacionados con la nutrición para prevenir la celulitis infecciosa:

Evite consumir alimentos azucarados, ya que pueden ralentizar el proceso natural de curación en las heridas.

Consuma alimentos ricos en vitamina C. Esta vitamina desempeña un papel crucial en la reparación del daño tisular y la reducción en el riesgo de infecciones.

Las verduras amarillas, anaranjadas y verdes fortalecen el sistema inmunológico.

Consuma alimentos ricos en flavonoides, como uvas, arándanos y frutas cítricas.

Beba cantidades adecuadas de agua durante el día.

Por último, si sufre de mala circulación, diabetes o está inmunocomprometido, tiene un mayor riesgo de contraer celulitis.

En este caso, asegúrese de tomar precauciones adicionales para evitar lesiones en la piel y mantenerse saludable.

Uso profiláctico de antibióticos

En un meta análisis se encontró que el uso de antibióticos puede ayudar a prevenir futuros episodios en personas que previamente han tenido celulitis. [2]

Esto es recomendado por Crest Medical Centre para los pacientes que han tenido más de dos episodios.

Recuerde que el uso profiláctico de antibióticos solo se debe realizar bajo una estrecha supervisión medica.


Literatura y estudios científicos

Literatura y citas

Costos y consecuencias asociadas con la celulitis de la extremidad inferior diagnosticada incorrectamente [1]

OBJETIVO

Caracterizar la carga de la atención sanitaria nacional de la celulitis mal diagnosticada en pacientes admitidos para el tratamiento de la celulitis de las extremidades inferiores.

DISEÑO

Configuración y participantes

Estudio transversal con pacientes ingresados en el servicio de urgencias (DE) de un gran hospital urbano con diagnóstico de celulitis de las extremidades inferiores entre junio de 2010 y diciembre de 2012.

Los pacientes dados de alta con un diagnóstico de celulitis fueron clasificados como celulitis, mientras que aquellos a los que se les dio un diagnóstico alternativo durante su permanencia en el hospital, en el momento del alta o dentro de los 30 días posteriores al alta, se consideró que tenían seudocelulitis.

Se realizó una revisión de la literatura para el cálculo de los costos a gran escala y las tasas de complicaciones.

Obtuvimos cifras de costos nacionales de la Encuesta de Panel de Gastos Médicos (MEPS), proporcionada por la Agencia de Investigación y Calidad de la Atención Médica (AHRQ) del 2010 para calcular los costos de hospitalización por año atribuidos a pseudocelulitis de las extremidades inferiores diagnosticadas incorrectamente.

EXPOSICIONES

El grupo expuesto estuvo compuesto por pacientes que se presentaron y fueron admitidos en el servicio de urgencias con un diagnóstico de celulitis de las extremidades inferiores.

PRINCIPALES MEDIDAS Y RESULTADOS

Las características de los pacientes, el curso en el hospital y las complicaciones durante y después de la hospitalización se revisaron para cada paciente y se calcularon los costos anuales de la celulitis diagnosticada erróneamente en los Estados Unidos.

RESULTADOS

De 259 pacientes, 79 (30.5%) fueron diagnosticados erróneamente con celulitis, y 52 de estos pacientes diagnosticados erróneamente fueron admitidos principalmente para el tratamiento de la celulitis.

Cuarenta y cuatro de los 52 (84.6%) no requirieron hospitalización basada en el diagnóstico final, y 48 (92.3%) recibieron antibióticos innecesarios.

Estimamos que el diagnóstico erróneo de celulitis conduce a entre 50 000 y 130 000 hospitalizaciones innecesarias y entre $ 195 a $ 515 millones en gastos evitables de atención médica.

Se proyecta que los antibióticos innecesarios y la hospitalización por celulitis mal diagnosticada causan más de 9,000 infecciones nosocomiales, 1000 a 5000 infecciones por Clostridium difficile y de 2 a 6 casos de anafilaxia anualmente.

CONCLUSIONES

El diagnóstico erróneo de la celulitis de las extremidades inferiores es común y puede llevar a una morbilidad innecesaria del paciente y un considerable gasto en atención médica.

Profilaxis antibiótica para prevenir la celulitis recurrente: una revisión sistemática y metaanálisis [2]

Importancia

Una proporción significativa de pacientes que han tenido un primer episodio de erisipela o celulitis no complicada posteriormente desarrollará una recurrencia.

Existe un desacuerdo sobre cuán efectiva es la profilaxis con antibióticos para prevenir la celulitis recurrente.

OBJETIVO

Determinar si la profilaxis con antibióticos es efectiva para prevenir la celulitis recurrente en comparación con la ausencia de profilaxis mediante una revisión sistemática y un metanálisis.

FUENTES DE DATOS

Estudios en cualquier idioma identificado buscando en Medline, EMBASE, Cochrane Library, CINAHL, base de datos TRIP, sitios web de guías de práctica clínica y bases de datos de ensayos en curso hasta el 31 de agosto de 2012.

Los términos de búsqueda incluyen celulitis, erisipela, ensayo clínico controlado, aleatorizado, placebo, clínica ensayos, al azar y de prueba.

SELECCIÓN DE ESTUDIOS

Solo se incluyeron los ensayos controlados que comparaban la profilaxis antibiótica con la ausencia de profilaxis antibiótica en pacientes de 16 años o más y después de uno o más episodios de celulitis.

EXTRACCIÓN Y SÍNTESIS DE DATOS

Dos investigadores realizaron la extracción independiente de los artículos utilizando plantillas de extracción de datos predefinidas, incluidos los indicadores de calidad del estudio.

Los metanálisis se realizaron utilizando modelos de efectos aleatorios.

PRINCIPALES RESULTADOS Y MEDIDAS

El resultado primario fue el número de pacientes con una recurrencia de celulitis. Los resultados secundarios fueron el tiempo hasta el siguiente episodio de recurrencia, medidas de calidad de vida y eventos adversos (p. Ej., Reacciones alérgicas, náuseas).

RESULTADOS

Cinco ensayos controlados aleatorios (n = 535), con 260 pacientes en el grupo de intervención y 275 en el grupo de comparación cumplieron con nuestros criterios de inclusión.

44 pacientes (8%) en el grupo de profilaxis antibiótica y 97 pacientes (18%) en el grupo de comparación, tuvieron un episodio de celulitis.

La profilaxis con antibióticos redujo significativamente el número de pacientes con celulitis recurrente, con una relación de riesgo (RR) de 0,46 (IC del 95%: 0,26-0,79).

Ninguno de los estudios informó efectos adversos graves a los antibióticos.

Hubo heterogeneidad metodológica entre los estudios en cuanto a los tipos de antibióticos utilizados, las vías de administración, el número de recurrencias al ingreso al estudio y la calidad del estudio.

CONCLUSIÓN Y RELEVANCIA

La profilaxis con antibióticos puede prevenir la celulitis recurrente.

La investigación futura debe tener como objetivo identificar el tipo ideal, la dosis y la duración de los antibióticos para la profilaxis, así como identificar el grupo de pacientes que se beneficiarán más de la profilaxis con antibióticos.

Fuentes cientificas

[1] Weng, Q.Y., Raff, A.B., Cohen, J.M., et al. 2017. Costs and Consequences Associated With Misdiagnosed Lower Extremity Cellulitis. JAMA Dermatology 153, 2, 141. [Fuente]

[2] Oh, C.C., Ko, H.C.H., Lee, H.Y., Safdar, N., Maki, D.G., and Chlebicki, M.P. 2014. Antibiotic prophylaxis for preventing recurrent cellulitis: A systematic review and meta-analysis. Journal of Infection 69, 1, 26–34. [Fuente]

newest oldest most voted
Andrea

Hola.

Llevo un par de meses en los que me aparecen celulitis en diferentes partes del cuerpo.

En la espalda, piernas y estómago. No sé qué pasa.

Me he tomado los antibióticos juiciosa, pero se me quita una y me aparece otra en otra parte del cuerpo.

[…] infección de la piel como celulitis o erisipela podría dar lugar a oídos […]

yarim

Hola hace unos meses me dio una celulitis en la parte baja de la canilla, pero me quedo la parte inflamada no está enrojecido no me duele, pero hace tres días se me inflamo un ganglio en la pierna no sé si tenga alguna relación.

Ale Chavez

Tengo 11 días con celulitis en mi codo izquierdo ya tomé antibióticos vía oral mejora unos días pero ya volvió el dolor y la hinchazón

Hola keila vienes para acá hoy?

Hace un mes me hicieron una lipo en el abdomen con minidermo.

A los cinco días empezó la fiebre, el abdomen estaba enrojecido, caliente y toda la zona Endurada.

Me pusieron tto endovenoso (vancomicina, amikacina, imipinem) antibioticos fuertes porque estaba séptica según dijo el Dr.

Ahora estoy tomando vía oral, unasyn y levofloxacina.

Ya no está caliente la zona, la fiebre cedió y poco a poco estoy notando que las zonas duras se van ablandando. P ero es muy lento.

Mi pregunta es: ¿qué tiempo se tarda en quitar todas las durezas y el enrojecimiento? ¿Y porque se torna dura la zona? ¿Me puede repetir?

Jesus

Hola. Me salió un absceso dentro de la nariz que drenó a los 5 días con mucho pus y algo de sangre. Tomé oxacilina por 8 días cada 8hrs y seguido cefadroxilo cada 12 por 10 días. Porque según otro médico la oxa no era el indicado y bla bla bla. Pero esa inflación ha ido bajando (a mi juicio) muy lento. Ya ha pasado un mes, Quedó y siento una bola dentro de la nariz que no duele, no hay fiebre, solo que ha disminuido muy poco. Se siente dura hacia la punta de la nariz (por dentro) la… Read more »

Guadalupe

Hola. Mi hijo de 17 años tiene celulitis infecciosa en el codo derecho. Yo quisiera saber si pudo ser causada por una uña encarnada que tuvo en el dedo gordo del pie.

Ahora esta con antibióticos y si sigue con infección el miércoles que viene lo llevan a quirófano para limpiar el codo.

Luis Angeles

He tenido celulitis en lado izquierdo de mi pierna ,ya no la tengo pero igual me a quedado una mancha negra y ademas me ha salido una costra blanca que lleva años en mi pierna y esta no se regenera quisiera saber si esto es normal ,ademas que medicamentos podria tomar para la regeneracion de la piel llevo ya mas de 8 años y sigue igual ayudeme por favor y cuando la toco igual me duele pero por dentro esto es normal.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Como Usa Google la Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest